El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Talbot Matra Rancho "Jeanneau Wind" de IXO/Altaya (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 23 de septiembre de 2012

Alfa Romeo Alfetta 1.8 de Grani y Partners



Pertenece a la colección italiana "Collezione Italia N.6", producida por Edison Giocattoli.


El Alfetta era una berlina deportiva de clase medio/alta fabricada en Arese entre los años 1972 y 1984. Se produjeron unos 450.000 ejemplares en carrocerías berlina y coupé, siendo el coche escogido para motorizar a las fuerzas del orden italiano en los años 70 y teniendo también mucha aceptación por la clase política italiana. Precísamente un Alfetta fue el coche de escolta del presidente de la Democrazia Cristiana Aldo Moro, siendo secuestrado y asesinado varios días después por las Brigadas Rojas. Se escogió el sobrenombre "Alfetta" (otorgado por los tifosi) para recordar a los gloriosos Alfa 158 y 159 que vencieron en los Campeonatos Mundiales de F1 de 1950 y 1951 siendo conducidos por Fangio y Farina.


La motorización escogida para representar la miniatura es la del clásico Bialbero Alfa derivado del que montaba el modelo 1750: un 1779 cm3 gasolina cuatro cilindros con 122 CV y caja de cambios con 5 velocidades, lo que otorgaba unas buenas cifras de rendimiento. Era capaz de alcanzar los 184 Km/h y hacer el 0-100 en 9.8 s, a pesar de una aerodinámica un  tanto desfavorable. Como rivales en aquella época tenemos al FIAT/SEAT 132 (al que recuerda mucho), Audi 100, Peugeot 504 o BMW 320. Fue un automóvil que enfrentó a los Alfistas de la rama tradicional y modernista. A causa de esto se dejó en el mercado tanto al nuevo Alfetta como a los 2000 y Giulia por otro lado (para contentarlos a todos) lo que hizo que se "canibalizasen" las ventas y se provocó una severa crisis en la empresa, teniendo que ponerse en manos de FIAT para que no desapareciese como tal.


El Alfetta  supuso un punto de ruptura en la casa milanesa, entrando plenamente en la modernidad estética con una carrocería que encajaba plenamente en su tiempo, un diseño "coda alta" que además beneficiaba al espacio de carga. Inteiormente contaba con un cuadro de mandos muy completo y legible. El habitáculo era muy espacioso y acogedor, a pesar de la existencia de un túnel en las plazas traseras para poder acoger la transmisión y la caja de cambios tipo "transaxle". Solamente decepcionaba, como era habitual en Alfa Romeo, el acabado de los plásticos y tejidos pero esto no importaba demasiado al fiel comprador de los coches de la marca: ellos lo que querían era prestaciones sobre todo, y en esto el Alfetta era bueno.








Me agradó bastante la miniatura de G&P, aunque editada por la juguetera transalpina Edison Giocattoli. Un modelo construido en torno a un molde fino, con correctos detalles externos y buena aplicación de la pintura. No se puede apreciar bien el interior pero por lo que se intuye no parece estar mal. Bien resuelta la parte delantera, aunque los cromados plásticos no parece que vayan a envejecer demasiado bien... En resumen, es una digna miniatura a un precio bastante bueno y muy bien presentada, aunque algo por debajo de lo que suelen hacer marcas como Starline.






















3 comentarios:

  1. jajaja ! ayer al al noche prepare el post de este auto !!
    Es igual al mio de Minichamps, estas seguro que es G&P ??? Es idéntico al mio!

    Excelente pieza, saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues es correcto el fabricante, sin duda alguna pues en la caja y la peana lo pone. Ahora que lo veo mejor casi podría pasar por un Minichamps, realmente está bien hecho pero al ser un modelo de linea muy sencilla se difumina mucho.

    Lo mejor es lo poco que me costó!
    Saludos y a ver si veo el tuyo.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso, sólo tengo una miniatura de Grani, y puedo asegurar que los modelos de esta marca son de gran calidad (al menos esa que tengo).
    Abrazos amigo!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!