El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Talbot Matra Rancho "Jeanneau Wind" de IXO/Altaya (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 30 de julio de 2016

Triumph TR3A de Universal Hobbies





El Triumph TR3 fue un automóvil deportivo británico producido entre 1955 y 1962 por la Standard-Triumph Motor Company basada en Coventry, Inglaterra. Este tradicional roadster fue una evolución del modelo TR2 sobre todo en lo concerniente a potencia mecánica y mejora de los frenos. Conoció dos variantes (A y B) aparte del modelo inicial, gozando de una excelente carrera deportiva en pruebas de resistencia y subidas de montañas. Con un número aproximado de 75.000 unidades el TR3 ha sido uno de los mayores éxitos de venta de la compañía inglesa tras el TR7 y TR6.


La versión TR3A es un restyling menor del primer TR3, cambiando la parrilla, tiradores, sistema de arranque y la inclusión de una caja de herramientas de serie (era opcional en el anterior modelo). Hay que tener en cuenta que la denominación TR3A no fue oficial, ya que en los folletos de venta nunca apareció dicha nomenclatura.

Este modelo, al igual que el resto de los TR3, se vendía con carrocería biplaza abierta aunque opcionalmente se podía instalar un sillín trasero y un techo duro atornillado. Contaba con un motor de cuatro cilindros en línea y dos litros de cubicaje que rendía 95 CVs, pero posteriormente evolucionó hasta lograr alcanzar los 100. La caja de cambios era manual de cuatro velocidades (opcionalmente había una con tres relaciones y "overdrive" seleccionable en el salpicadero). El TR3 fue conocido sobre todo por ser el primer vehículo inglés de serie en contar con frenos de disco delanteros, pero mucha gente de aquel tiempo recuerda lo problemático que era conducirlo a alta velocidad en curvas cerradas, ya que la altura del chasis lo condicionaba y además los neumáticos de serie que llevaba eran de un tipo ya obsoleto. A pesar de todo, el modelo estándar alcanzaba casi los 170 Km/h y hacía el 0 a 100 en unos 11 segundos, consumiendo de media unos 10 litros por cien kilómetros recorridos.

El TR3 era un excelente roadster sobre todo para conducir en dias soleados, aunque se mostraba algo engorroso a la hora de cubrirlo y además la calefacción era bastante ineficaz. Triumph ofrecía un gran catálogo de accesorios y piezas para personalizar el modelo, contándose con radio, tapicería de cuero, limpiaparabrisas, cárter de aluminio fundido, luces antiniebla, un motor mejorado de 2.138 cm3 y hasta un "kit de viaje continental para regiones remotas".








Este simpático Triumph a escala 1:43 me ha parecido una "gran pequeña" pieza de Universal Hobbies, editada en esta ocasión en el sello Eagle´s Race (lo que comporta una bonita presentación sobre todo). A pesar de su pequeño tamaño podemos ver un montón de detalles por todas partes engarzados en un molde muy bueno y con un pintado sin mácula. Destaco el detalle del portaequipajes o la rejilla frontal en fotograbado, siendo el interior un poco menos logrado (en particular la pegatina azul de los relojes no me pareció a la altura). En conjunto, es una miniatura muy recomendable y bonita que trae un soplo de aire fresco muy "british" a nuestras vitrinas, y además se puede encontrar a un precio asequible.































16 comentarios:

  1. Hermoso, no puede ser más inglés! Clásico de clásicos. Es el TR3 definitivo en 1/43, excelente trabajo de UH. Felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, fue un chollito que no pude dejar pasar. Además ando muy cortito de Triumph´s, siendo una marca con modelos increíbles en diecast!

      Saludos!

      Eliminar
  2. Precioso Antonio, me falta un TR3 para completar mi familia Triumph.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues éste está muy bien si no quieres gastar mucho y si das con él, que creo que estará tirado.
      Debo visitar tus Triumph, una marca que siempre me ha gustado mucho. Sobre todo el TR4, con ese frontal...

      Saludos!

      Eliminar
  3. Una verdadera maravilla este Triumph los detalles le hacen justicia a su escaso tamaño casi como el real

    Pequeño pero resultón


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo es Pau, es pequeñito. Casi no parece a 1:43!

      Saludos!

      Eliminar
  4. conocía el modelo de primera mano (un amigo lo tenía) y siempre estuvo en mi lista de pendientes, es una pequeña maravilla, como bien dices, llena de sorpresas.
    a destacar las rayitas esas que recorren los guardabarros de adelante hacia atrás, de una delicadeza extrema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan solo me gustaría más en rojo, como el de de la foto. pasaría entonces a ser una de mis miniaturas preferidas.
      También esa filigrana me llamó mucho la atención ,así como el frontal y los asientos.

      Eliminar
  5. En ese color verde es más inglés que el pastel de riñón!.Es curioso que con el clima que tienen en las islas , los británicos hayan dado siempre tan hermosos autos descapotados .
    El modelo se zarpa con esos detalles cromados y fotograbados y se me hace tan chiquito ...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El famoso verde inglés!

      El clima que tienen créeme que es mucho mejor que el de Andalucía para un descapotable, con mucho calor no se disfrutan nada. Conozco muchas carreteras secundarias por Inglaterra (inolvidable un trayecto que hice de Portsmouth a Bath por comarcales y nacionales de doble sentido) y en ese ambiente debe ser una pura delicia dar un paseo con uno de estos coches.

      Abrazos!

      Eliminar
  6. Para mi sorpresa creia que el E-Type fue el primer british en calzar frenos de disco.
    Me encantan todos los TR con permiso de MG es el roadster biplaza descapotable por excelencia, lo imagino saliendo de un granero del castillo y avanzando ronroneando en una de esas locas y estrechas carreteras britanicas, Romanticismo puro!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, este chiquitajo le tomó la delantera (nunca mejor dicho).

      Y sí, debe ser fenomenal andar "en su salsa" con un "midget" de éstos y escuchar su motorcito mientras vas al pub del pueblo.

      Saludos!

      Eliminar
  7. Una maravilla, un coche que me gusta mucho; tanto, que también lo tengo de UH pero en la versión TR3S, por supuesto, de las 24 horas de Le Mans:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/09/144-triumph-tr3s.html
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fui a verlo y lo recordé, tal y como te escribí entonces (ya cuatro años de aquello!) quería encontrar una versión civil y aquí lo tienes...

      Preciosa versión también la tuya, y además es la versión "S" deportiva.

      Saludos y abrazos!

      Eliminar
  8. Sí señor, este el clásico que me gustaría tener en cualquier escala. Un pequeño descapotable, para deliciosos paseos primaverales, con poco peso y un motor brioso si la carretera se tuerce y estrecha, con el sol brillando en los radios de las ruedas y el volante de madera y aluminio trazando con firmeza, alegría y algún susto, rematando su carácter el sobrio e inolvidable "british racing green" que envuelve el conjunto.
    Enhorabuena por la elección, las fotos y el texto, como siempre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por pasarte por aquí y comentar.
      No puedo estar más de acuerdo contigo, pero este coche a mí me vendría pequeñajo... mejor un Healey!

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!